El Perú está lleno de destinos turísticos no solo para pasear y tomar fotos, sino también para hacer turismo a bordo de una motocicleta. ¡Es una experiencia increíble! Pues tenemos un norte caluroso lleno de valles y playas, un sur frío copado de desiertos y un oriente verdoso con parajes exóticos.

Alternativas por doquier

Si vives en la capital y no quieres alejarte mucho, puedes ir a los desiertos de Ica, característicos por tener dunas, y su clima tiene sol casi todo el año. Para este viaje lleno de adrenalina, una potente Vértigo 200 SX1, sería la compañera ideal.

Otra opción más extrema y extensa para hacer turismo a bordo de una motocicleta, es hacia las montañas del Cusco, aquí no solo encontrarás hermosos paisajes también puedes conocer una de las siete maravillas del mundo, Machu Picchu.

Así como Ica o Cusco, otra alternativa para rutear con tu moto es rumbo a la selva del Perú, uno de los pulmones del planeta. En la selva peruana encontrarás una enorme variedad de aves, así como al río más caudaloso y grande del continente. Asimismo, no podemos olvidar ciudades como Arequipa, Huancayo, Moquegua, entre otras.

Nuestro norte peruano no se queda atrás, tiene innumerables lugares que esperan por ti. Planea una ruta rumbo a Tumbes, los manglares y sus cálidas playas te dejarán enamorada/o. Otro fantástico lugar para viajar en motocicleta es Piura, aquí puedes darte una escapada a sus playas como Los Órganos, Máncora, Cangrejos. Para estos viajes, las fieles compañeras son CR1S 150 y CR1S 200, ellas se convertirán en las cómplices de innumerables aventuras.

¡Recomendaciones siempre!

Antes del viaje, lleva tu motocicleta a una revisión técnica y pregunta qué herramientas básicas debes llevar, como por ejemplo: medidor de presión de llantas o linterna de alta luminosidad.

Cerciórate de cuál es la ruta y distancia a recorrer (usa Google Maps) para hacer el cálculo del abastecimiento de gasolina. Son 5 litros cada 100 km. No te olvides de guarda en un lugar seguro tus documentos: DNI, SOAT, brevete y tarjeta de propiedad. También lleva una copia extra de la llave de la moto.

Así también, durante el viaje nunca adelantes por la mano derecha. Circula siempre con luces bajas encendidas, tanto de día como de noche. Además, recuerda mantente al pendiente de las señales de tránsito. No manejes a velocidades superiores a las permitidas. Ejecuta paradas de al menos cinco minutos cada 200 km para estirar brazos y piernas.

Convierte estas fiestas patrias en la mejor aventura en un viaje en motocicleta.