Conducir una motocicleta tiene una maravillosa manera de liberar endorfinas, que sirven para impulsar el estado de ánimo y mejorar la manera en que ves tu día a día. Unas horas de tiempo a solas en moto, te permitirá escapar completamente de tu rutina y trabajar los problemas de diferente perspectiva.

Las actividades de todos los días resultan muchas veces agobiantes, por diversos factores, entre los cuales se encuentra el sofocante calor norteño y su radiación solar, que trae como consecuencia una irritación en carácter colectivo de las personas.

Sin embargo, recorrer la ciudad en tu motocicleta, generará sensaciones una frescura emocional, que logra recargar tu energía para continuar con tus actividades.

Además de ello, existen estudios que confirman el gran impacto positivo que se obtienen al andar en motocicleta.

El Instituto Semel de Neurociencia y Comportamiento de UCLA publicó un informe donde señala que tanto hombres como mujeres que manejan motocicleta por un aproximado de 20 minutos, logran reducir su nivel de estrés en 28%, su ritmo cardíaco aumenta en 11% y la segregación de adrenalina crece en 27%.

Además de eso, es importante recalcar que la investigación reveló que las personas incrementaron su actividad cerebral y niveles de alerta. Por lo que, su percepción sensorial aumentó en niveles que superan al de un conductor de auto.

Qué esperas para ir por tu motocicleta Mavila y sentir la pasión, adrenalina y libertad de andar en ella.